De la Universidad de Zaragoza a Alhucemas

Aunque sea un tópico, la vida en la Dictadura era como el capote de la policía: gris y espesa. La magnífica vida cultural de la IIª República, entre asesinatos, cárceles, defunciones y exilios, había quedado reducida a cero. Los libros había que buscarlos en la...